Pastel de Zanahoria, queso y nueces

Llevaba tiempo buscando recetas de bizcochos con zanahorias y calabacín, además de otros con frutas, que me encantan.

Encontré este pastel en el blog de Recetin y decidí hacerla porque tenía muy buena pinta.

No me defraudó. La hice allá por las Navidades pasadas y fue un éxito. Gustó tanto que la he tenido que hacer ya unas cuantas veces, a petición de mis carpantas.

Casi siempre que la hago doblo los ingredientes porque sino sale una chiquita que se nos queda cortita.

Pondré la receta original tal como estaba de Recetín pero en paréntesis unos cambios propios.

Suelo reducir, si es posible, los azúcares y las grasas en casi todas mis recetas, y esta no va a ser menos. Para los más golosos la dejáis tal cual y os enamorará pero, cuidado, es adictiva.

Ingredientes:

Para el bizcocho:

150 grs. de zanahorias ralladas
4 huevos
120 grs. de harina
150 grs. de azúcar (100 grs.)
2 cucharadas de levadura en polvo
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de canela en polvo
4 cucharadas de aceite de girasol

Para la crema de relleno y adorno:
100 grs. de nueces picadas
250 grs. de queso para untar o mascarpone
100 grs. de azúcar glas (50 grs)
50 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
Extracto de vainilla




Elaboración:

Precalentamos el horno a 180ºC. 
Pelamos y rallamos las zanahorias y reservamos. 
En un cuenco, batimos los huevos, incorporamos el azúcar y removemos con unas varillas hasta que quede cremoso. Añade entonces el aceite y sigue batiendo. Pon entonces la harina (tamizada), la levadura, el bicarbonato, la canela, y por último, la zanahoria rallada. Mezcla bien todos los ingredientes.

Seguidamente, vertemos la mezcla en un molde untado de mantequilla y espolvoreado con un poco de harina. 

Horneamos durante unos 40 minutos, hasta que al pinchar el centro con un palillo nos salga limpio. ¡Ojo, cada horno es diferente, así que vigila!! Los tiempos son aproximados.

Cuando esté tibio, desmoldamos y dejamos enfriar durante unas 2 horas. 

Partimos entonces el pastel por la mitad (o 3 tres láminas si lo hacemos con tiento o lo haces en un molde más pequeño y con más altura) y reservamos.

Para la crema de queso: mezclamos el queso con el azúcar glas, el extracto de vainilla, la mantequilla en pomada y las nueces picadas. 

Unta una parte del pastel con este relleno y tapa con la otra mitad del bizcocho (reserva algo para cubrir). 

Para terminar cubrimos el pastel con el queso crema reservado y decoramos con las nueces.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Calamares picantes

Pan tipo subway

Rollitos de ternera rellenos